Diccionario de palabrejas: con la C

  • Conversión. momento en el que el usuario realiza la acción clave que los editores de la web han determinado como objetivo. La conversión es un éxito, porque es la consecución del objetivo que previamente había sido determinado por el propietario de la web como “aquello que querría que el usuario hiciera en mi web”. Esta acción puede ser realizar un pedido, registrarse, suscribirse a una newsletter, ver un vídeo, o cualquier otra que tenga una conexión directa con el objetivo de la actividad de la web.
  • Cookies. En inglés, una cookie es una galleta, y en el contexto de la informática, es una pequeña información enviada por las páginas webs que queda guardada en el navegador del usuario, de manera que, cuando vuelve al mismo site, éste le reconoce. ¿Para qué sirve eso? Para muchas cosas y muy diversas: desde evitarle al usuario tener que introducir su nombre y contraseña cada vez que va a una web, hasta obtener información sobre los hábitos de navegación, gustos e intereses del usuario, que después es utilizada por las redes de display de publicidad para mostrarle productos sobre los que haya mostrado cierto interés. Las cookies tienen defensores y detractores, pero desde el punto de vista del usuario, es importante ser consciente de la posibilidad de predeterminar en el ordenador el borrado de cookies y, por lo tanto, evitar que esa “privacidad” sea vulnerada.
  • CPM (Cost Per Mille o Costo por mil) modelo de publicidad por Internet en que el anunciante paga sus anuncios a la web que los presenta a un precio asociado a cada mil impresiones (o muestras a usuarios diferentes) de ese anuncio. El CPM es el coste conocido como Pago Por Impresiones, y siempre se calcula sobre mil impresiones o usuarios que ven el anuncio. Este sistema procede de las unidades tradicionales de comercialización de anuncios en medios como la tele, la radio, los periódicos y las revistas.
  • Crowdfounding. Esta palabra, que podría traducirse del inglés como “financiación en masa” o “financiación colectiva”,  define el esfuerzo colectivo de individuos para ayudar a una causa, organización o proyecto a conseguir un fin a base de pequeñas aportaciones económicas a través de Internet. Este sistema de micro-donaciones puede tener cualquier finalidad: desde el desarrollo de una obra de arte (una película, un disco, una instalación artística) a la consecución de una iniciativa empresarial. El usuario que participa en una acción de crowdfounding puede hacerlo por el simple placer de querer apoyar una iniciativa, por recibir a cambio algún beneficio relacionado con el proyecto (por ejemplo, en el caso de una película, desde salir en los créditos de la misma hasta poder asistir a su estreno, en función de la inversión), o por una participación en forma de acciones en el proyecto. Aunque cómo método se empezó a usar a finales del siglo XX, no empezó a popularizarse hasta el principio de la década del 2010. En esta web podréis enconcontrar una guía actualizada de las plataformas de crowdfunding que hay en España: http://www.crowdacy.com/crowdfunding-espana/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s