¿Qué diferencia hay entre un blog y una web?

Hay dos diferencias principales entre una web y un blog: la regularidad de actualización y la interacción del lector. Los blogs son espacios en los que cualquier visitante espera encontrar nuevos contenidos periódicamente, por lo que es fundamental mantenerlo actualizado. No es que las webs no requieran mantenerse al día, pero es que en el caso de los blogs, es absolutamente fundamental. Además, los blogs suelen ofrecer un espacio a donde comentar los contenidos publicados, lo que convierte estas páginas en lugares participativos, algo que los diferencia, en principio, de las webs tradicionales.

Una recomendación: cuando hagas tu web, incluye un blog en una de las páginas. Los blogs son la manera perfecta de mantener actualizada tu web y de establecer una relación más cercana con tus visitantes. No tienes por qué escribir siempre tú: puedes compartir noticias o artículos interesantes que encuentres en la red y creas que les pueden interesar a tus seguidores. Ofrecer buenas referencias, mostrar tu experiencia, tu conocimiento, tus fuentes de información y tu pasión es mostrar quién eres, y que además tus visitantes puedan comentar contigo te convierte en alguien mucho más real. Esto puede llegar a valer más que cualquier spot de 20” y un pastizal de presupuesto que pudieras emitir en TV.