¿El SEO sólo se hace con Google?

En España, Google es el buscador rey, porque el 99% las búsquedas se hacen en su servicio, y por eso el SEO en España hoy por hoy se centra en ser Google-Friendly. Pero existen otros muchos servicios –Yahoo, Bing, Baidu, Chacha, Foofind, Hakia, Yandex, Altavista, y así hasta el infinito– y en función del país en que quieres que tu web se posicione bien, debes enterarte de cuál les el buscador más utilizado y adaptarte a las prácticas específicas que sugiere.

Por cierto, ¿sabes cómo nació Google? Como un trabajo de final de carrera. Larry Page y Sergey Brin se conocieron en 1995 durante el doctorado en la universidad de Standford. Compartían el interés por conseguir que las páginas web dejaran de ser pequeñas islas en Internet y pudieran organizarse por criterios de relevancia, para que así fuese más fácil encontrar contenidos interesantes. Inspirándose en la manera en que se decide la relevancia de un artículos científicos en las revistas especializadas (que es, básicamente, el número de menciones que se hacen de él), decidieron ponerse manos a la obra e hicieron su tesis doctoral sobre el tema. El resultado fue Google: un proyecto que intentaron vender y nadie les quiso comprar. Así que lo tiraron adelante ellos solitos. Y hasta ahora.

Anuncios

¿Por qué Google nos premia si escribimos bien?

Google quiere que los usuarios queden contentos de su servicio: quiere que los primeros resultados de sus páginas sean justo lo que ellos andaban buscando: webs con contenido interesante e útil, bien escrito, bonito y original. Esa es su manera de intentar conseguir que los usuarios vuelvan siempre a buscar a su barra, y no se vayan a otra (porque aunque en España parezca que sólo existe Google, hay miles de buscadores más).

¿Y cómo sabe Google que una web cumple con todo esto? Igual que escribes texto para que te lean las personas, hay un texto por debajo de tu texto que es para que lo lean las máquinas, y Google es una máquina que se pasa el día leyendo. Si le redactas las cosas bien, “haces buena letra” y tu presentación es limpia, le facilitas el trabajo y te premia. Poner palabras clave en tu texto destacadas en negrita o en los titulares hace que Google entienda rápidamente de qué va el texto, y pueda indexarlo mejor. Pero hay muchísimas maneras más de facilitarle la vida a Google (y de paso, salir beneficiado), y la técnica (o arte) de aplicarlas se conoce como SEO (Search Engine Optimization, o optimización de posicionamiento  en buscadores). El SEO es un conjunto de buenas prácticas que mejoran la experiencia de usuarios y de buscadores, y se premian con una buena posición en las páginas de resultados.
En el capítulo “Lo Séptimo, ampliando tu red” del Manual para inmigrantes digitales se habla un pelín más de todo ello.