Nunca menosprecies el poder de Pinterest

-“¿Qué hay en Pinterest?” -“Ropa, bodas, gatitos, bebés y manualidades. Cursiladas que sólo sirven para entretener ratos muertos”.

¡ERROR!

Al loro con los prejuicios, que no son buenos y menos en los negocios. Mejor basarse en datos para tomar decisiones, y descartar Pinterest como canal de comunicación antes de saber lo que relmente ofrece es una lastimilla, aparte de una potencial pérdida de oportunidades.

¿Quién habita en Pinterest? El 80% de sus usuarios son mujeres, y la mitad son anglosajonas y tienen hijos pequeños. Así que cualquier negocio cuyo objetivo sea dirigirse a madres de familia jóvenes con hábito de consumo digital debería plantearse participar de la red. Sobretodo teniendo en cuenta que algunos demuestran dicen que, por ahora,  los usuarios y usuarias de Pinterest son los que más dinero consumen a través  de la red (osea, que habrá más gente en Facebook, pero los/las de Pinterest no dudan a la hora de comprar). Y más aún si se trata de cualquier producto con un valor añadido (hecho a mano, con una historia, sostenible, solidario…)

¿A  quien le puede interesar estar en Pinterest? A cualquiera que quiera “comunicarse” con el mundo femenino. Desde empresas familiares de turismo activo en família a tiendas de barrio con con e-commerce de disfraces y decoración de fiestas, pasando por cualquier persona “crafty” que elabore sus cositas o una casa rural en el medio del Pirineo. También blogs que se dirijan al mundo femenino y, por supuesto, cualquiera que quiera vender ropa (sea de chico o de chica… que ellas también buscan ropa para ellos aquí), objetos de decoración, caterings, objetos para mascotas o para vida saludable, etc.

Si os interesa más el tema, encontraréis más información sobre esta red en el capítulo “Lo segundo” del “Manual para inmigrantes digitales”, en la página 55, osea, aquí

 Pinterest es fácil, bonito y útil. ¡Keep in mind! 🙂Imagen

via Wishpond

Foursquare: una buena idea para el comercio local

boton forsquareFoursquare es una red que mezcla la geolocalización (coordenadas de ubicación obtenidas a través del teléfono móvil) y recomendación de locales, sobretodo bares y restaurantes. En esta red, los usuarios marcan los lugares en los que se encuentran (haciendo un check in, en la jerga de Foursquare) y los descubren al resto de la comunidad, y así ganan medallas o badges. El usuario con más badges es premiado con el título de mayorship o “alcalde del lugar”. Los usuarios emplean la red para compartir con sus contactos dónde se encuentran y para demostrar cuán asiduos son a ciertos locales, pero también para descubrir locales que no conocen y que se encuentran cerca de su posición. La gran ventaja y novedad de la red es que aporta información del contexto físico del usuario, utilizando datos de geolocalización.

La red, que en enero de 2013 tenía ya más de 30 millones de usuarios de todo el mundo, ofrece a los negocios locales la posibilidad de ser activos en la red. Tiendas, restaurantes, bares y locales de servicios han creado su propio espacio en Foursquare, donde aportan información útil para quienes esten cerca: ofertas del día, productos al mejor precio, horarios de de clases o eventos, descuentos para los que hagan check in más de x veces, etc. Cada uno escoge cómo le saca partido a esta red, pero creo que Foursquare es una opción a explorar para todos aquellos comercios locales ubicados en una gran  o mediana ciudad que quieren atraer clientes, especialmente hombres (quienes más usan el servicio).

Comprar y vender sin salir de Facebook

Foto via digitalintelligencetoday.com

Foto via digitalintelligencetoday.com

Aunque todavía no sea una práctica muy extendida, hace ya un tiempo que se puede comprar y vender sin salir de Facebook. Es importante ser consciente de ello porque en Internet las tendencias emergen de manera repentina y rápida, y probablemente, los primeros que aprendan a sacarle partido al arte de vender en Facebook rentabilizaran el atrevimiento. Pero también es cierto que si el Facebook commerce se estrenó en 2011 y todavía casi nadie es consciente de ello es porque hasta hoy no ha funcionado como se esperaba. Quizás, el motivo sea que, para muchos, Facebook es como un bar al que vas a pasar rato virtualmente con los amigos, y la gente no suele comprar zapatos cuando está en un bar. Pero teniendo en cuenta que el comercio electrónico no para de crecer y que cada vez más gente se compra ropa a través del móvil mientras espera que llegue el metro, es muy probable que antes o después la venta a través de Facebook acabe siendo una actividad muy habitual. Por eso, está bien saber de qué va el asunto.

Por ahora, hay tres maneras de montar tu tienda en Facebook. La primera, requiere que tengas un e-commerce convencional ya creado en una web. A través de aplicaciones como Storefront Social, Facebook te permite organizar un escaparate en tu página de Facebok y cuando un usuario clicka en uno de los productos, le manda a tu tienda on-line. La segunda manera de vender en Facebook te permite crear la tienda on-line directamente en tu página a través de aplicaciones como Ecwid, y sólo te exige que tengas una cuenta de Paypal1 activada. Sencilla de instalación y uso, Ecwid se ha convertido a principios de 2013 en la nueva cabeza de este modelo de venta en Facebook, en substitución de la que hasta ahora era la aplicación líder, Payvment, que ha desaparecido absorbida por otro gigante online. La tercera manera de vender en Facebook es quizás, la que más promete a largo plazo. Es “la tienda inteligente”: esa que sugiere al usuario sólo productos que le puedan interesar, basándose en la información de intereses, amistades y actividad que el usuario hace en Facebook. Suena un poco Gran Hermano, pero en realidad, es una manera muy cómoda de comprar, ya que, como cliente, sólo escuchas ofertas de cosas que te pueden interesar realmente,  y no tienes que perder el tiempo con productos que nunca comprarías. Este tercer tipo de tienda se puede montar a través de aplicaciones como Social-Buy.com, que actualmente es la líder de este tipo de venta.

La revolución histórica de las redes sociales

¿Un invento tan “jevi” como las redes sociales?¡Desde la rueda!   Foto via unprofound.com

¿Un invento tan “jevi” como las redes sociales?¡Desde la rueda!
Foto via unprofound.com

Las redes sociales son el primer medio de comunicación de la historia de la humanidad que ofrecen un soporte para conversaciones de muchos a muchos, todos a la vez. Hasta ahora, las conversaciones a través de un medio sólo podían ser de uno a uno (teléfono) o de uno a muchos (tele, radio, cine). Pero las redes sociales nos permiten lanzar un mensaje y conversarlo con tantos como quieran, todos al mismo tiempo.
Aunque a veces pensemos que las redes sociales son una forma de entretenimiento y de “cotilleo”, hay que ser conscientes de la oportunidad de comunicación que suponen. El uso que les demos depende de nosotros. Sea para conseguir que más gente nos conozca –a nosotros o a nuestro negocio–, o para fines de mayor aspiración y vocación social –transmitir una idea, crear un nuevo pensamiento político o incluso idear un nuevo sistema social–, debemos ser conscientes de que contamos con una herramienta que nunca antes ninguna sociedad había tenido, y que permite descentralizar el control de los contenidos del “poder” y hacer que las personas creen, escriban, conversen e intercambien sin necesidad que otros filtren el contenido.